jueves, 8 de septiembre de 2011

Las señales de su cuerpo.

No la veo.


Nada quiere decirme ahora mismo y no dejo de pensar que algo se está apagando en ella.Ni si quiera me deja reflejarme en sus ojos,para invadir su impredecible mente y acercarme lo más mínimo a sus recientes e indescifrables sentimientos.





Y ahí está ella acomodada en su revuelta cama,observando como el incienso se consume,evitando sentir nada,ha vuelto a reclutar a los obreros de su memoria,intenta reconstruir su impenetrable barrera.Sé que teme a la vuelta de lo obsesivo,a la vuelta del sufrimiento y está dispuesta a vaciar su mundo,permitirá visitas pero sé de sobras que impedirá que lo llenen de nuevo,todo por no perderlo.Y es que leo en sus manos que el viento la llama y ella solamente se refugia en rincones.Quiere,quizás pueda,no debe.

Lo leo en su boca.Le encantaría volver a vivirlo de nuevo,aun con todo arrepentimiento.Sé que quiere volver a salir ahí fuera a vivir el momento,como ella siempre recomienda.Quiere volver a creer que el océano es suyo.Quiere correr por la linea de la amistad,rozar el limite,para que sus pulgares la sobrepasen y pasar sutilmente al lado de los deseos,a la zona que la memoria le prohibe visitar.


Lo estoy leyendo en las marcas que su piel me muestra,que quiere aprender.Quiere vivir emociones nuevas.Le encantaría saber como mostrar su lado oculto,el que le cuesta estallar,el que le hace sonrojar.Quiere aprender como la vida se convierte en dos días,como el tiempo puede pasar de planear a volar.Quiere aprender a no temer más,a que sea lo que esa fuerza quiera,a dejar de esconderse para empezar a buscar.Aprender para enseñar su sonrisa.


Y ahora que por fin he logrado coincidir con sus ojos,que me deja inundarme en su brillo,me dice que la barrera ya está construida.Ya no hay marcha atrás y menos adelante.No quiere dejarlo pasar,aunque sabe que sigue ahí,esperando impaciente,golpeando con ansia las paredes irrompibles del muro que separan sus abrazos,gritando a su mente que le deje pasar,pero intenta sobrepasar el cielo y ahí,termina el límite.Yo y yo misma lo sabemos bien.

 Os quiero,porque sabéis leerme.                                     

4 comentarios:

  1. Me gusta esa nueva técnica de escribir en tercera persona chuli.
    Te quiero muuuuuuuuuuuuucho, no lo olvides.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta! *-* Dios, escribes genial, de verdad...
    Te espero por mi blog linda, un beso <3

    ResponderEliminar